lunes, 1 de septiembre de 2008

PENSAMIENTOS DE BENDICIÓN EN DIOS

Espacio de estudio y reflexión con el contenido de la autoría y reserva moral del redactor, úsese libremente citando al autor, sin lucro y a la sola gloria del Señor.

Por:
Carlos Ardila

La Fe

Si piensas que estás derrotado, lo estás, si piensas que no puedes no te atreves, mas si crees y esperas en Dios prosperarás.

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece
(Filipenses 4:13).


Si reconoces tu necesidad de Dios renunciando al imposible de tu propia autosuficiencia, de seguro, permitiéndole actuar en ti triunfarás.
“En Dios haremos proezas”
Salmos 60:12.





Trasladando los Montes

Se decía de rabino quita montes, de aquel maestro que poseía una habilidad tal al enseñar, de manera que lograba apartar de las mentes de sus oyentes los obstáculos, es decir las inquietudes, afanes y perturbaciones que les distraían impidiéndoles comprender así sus mensajes.

Si depositas tu fe en Dios, sin duda el podrá
remover todos los obstáculos, es decir, los montes que te distancian del gozo, la paz y
el éxito que deseas alcanzar.




“Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible” (Mateo 17:20).


Volver a Empezar
Si siete veces cayere el justo, ocho veces lo levantará el Señor.
“Porque siete veces cae el justo y vuelve a levantarse, mas los impíos caerán en el mal”
Proverbios 24:16.



Miedo

El temor paraliza y conduce al fracaso; “mas no nos ha dado Dios un espíritu de cobardía, sino de poder, amor y dominio propio”
(II de Timoteo 1:7).


Abundancia:
Jesús dijo: “Mas buscad primeramente el Reino de Dios y su justicia, y todo lo demás os será añadido” (Mateo 6:33).


Confianza en la Provisión de Dios

“El Señor es mi pastor, nada me faltará” (Salmos 23:1).
“Mi Dios pues suplirá todo cuanto os falte conforme a sus riquezas en gloria”
(Filipenses 4:19).


Protección Divina


¿Y quién podrá hacernos daño?
Y si Dios es con nosotros ¿Quién contra nosotros?
(Romanos 8:31)
¡Si el ángel de Jehová acampa alrededor de quienes le temen y los defiende!
(Salmos 34:7).


Providencia Divina
Al observar que todo parece irnos mal, el Señor finalmente lo sabe revertir en nuestro bien, pues: “A los que aman a Dios, todas las cosas le ayudan a bien”
(Romanos 8:28).


Cosas Mejores

Si esperamos confiadamente en Dios, Él hará aún mejor de lo que pensamos
(Efesios 3:20).


Paz

"Tu guardarás en paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera, porque en ti ha confiado" (Isaías 26:3).
"En paz me acostaré y así mismo dormiré, porque solo tú Jehová me haces vivir confiado"
(Salmo 4:8).


!Dios lo Hará!

Traza tus planes y espera en la providencia de Dios;
"Encomienda a Jehová tu camino, confía en Él y él lo hará"
(Salmos 37:4).


"Encomienda a Jehová tus obras y tus pensamientos serán afirmados"
(Proverbios 16:3).


Gozo

!Cuán importantes resulta ser la buena actitud que asumimos frente a las circunstancias adversas de la vida!


Aún en medio del dolor y de la aflicción, conserva el buen humos o empeorarás tu situación.


“El corazón alegre constituye buen remedio;
Mas el espíritu triste seca los huesos”.
Proverbios 17:22


"Estad siempre gozosos, orad sin cesar, dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para vosotros en Cristo Jesús".
I de Tesalonicenses 5:16-18.


Confianza en la Guía de Dios

Hay tantas cosas que quisiéramos poder entender

y el Señor en su sabiduría nos las puede ayudar a comprender:


"Clama a mí y yo te responderé y te enseñaré cosas grandes, ocultas, maravillosas que tu no conoces" Jeremías 33:3


"Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada"
(Santiago 1:5).


Valor y Seguridad en Dios

El temor nos paraliza e inutiliza obstaculizando la razón e impidiendo la acción; sin embargo, si confías en Dios, Él hará prosperar y fructificar tus esfuerzos:




Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.


Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.


Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.


Josué 1:7-9


Las Promesas de Dios
Porque yo confío en Dios que será así como se me ha dicho (Hechos 27:25b)



Porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén (II de Corintios 1:20ª)




Fortaleza en Dios

Eventual y circunstancialmente nos sentimos agobiados y agotados por las presiones de nuestras vidas cotidianas, pareciera ser que desfallecemos careciendo de las fuerzas necesarias para continuar; sin embargo, en estas circunstancias, quienes confiamos en Dios seremos levantados:



El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.


Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen;


Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.
(Isaías 40:29-31)




Si te sientes agobiado y deseas recibir este poder, ven al Señor quien llama por ti al decir:


Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.


Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;


porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.
(Mateo 11:28-30)




En Dios Todo es Posible
Pesamos no poder enfrentar algunas circunstancias e inclusive llegamos a sentirnos impotentes e incapaces frente a estas; sin embargo, al experimentar tales sensaciones, bien debiéramos recurrir al poder del Señor actuando en nosotros, puesto que en Dios todo nos es posible.


"Todo lo puedo en Cristo que me fortalece"
(Filipenses 4:13)


Así, "en Dios haremos proezas"
(Salmos 60:12a)